Trip Abalos

Barcelottini

In Comentarios de partidos on 24/08/2012 at 01:30
Imagen

Barsottini juega en toda la cancha todo el partido.

Dos golazos de Barsottini, una pepa del muy móvil  Peralta y un equipo armado hablan de un Gimnasia para ascender ¡Queremos ilusionarnos!

El primer tiempo del Partido contra Huracán pudo haber sido para cualquiera. Mi amigo quemero me mandaba sms “Esta vez les ganamos” ;“De Acá “ le respondía yo, porque lo conozco bien.

Así fue como que el rumor que recorría las caldeadas sedes del  Ducó era que el equipo de Rivoira iba a ir para atrás voluntariamente;  esto se debería a una devolución de favores: el Lobo fue el equipo que el año pasado  impidió, con su derrota , que el Globo de Parque Patricios descendiera a Primera B.

Obviamente, esto es un bolazo y un disparate: esas cosas no pasan en el fútbol.

Asi que con la ilusión en alto nos dispusimos a disfrutar de otro gran triunfo del equipo de Pedro, y vibramos con la descollante actuación de Osvaldo Barsottini, un número 2 que no solo cumplió notables funciones defensivas como central y cabeceador en el área, sino que además tuvo instinto de pescador en el primer gol y cabeza de Pasarella en el segundo.

Párrafo aparte merece Peralta, pero acá se nota la mano de Troglito:  por derecha o por izquierda, con acertadas elecciones del flanco de ataque, el Colombia brilló en  el partido, en las asistencias y en el golazo de afuera del área.

Y allí estaban, en ese tercer gol, las envaselinadas manos de nuestro querido  arquero Islas, no el Luis Islas que comía en el mismo restaurant que Arseno y que se peinaba los rulos en otro club de la ciudad de La Plata, sino este, el  que era de Tigre, el que en la Copa Argentina se  nos adelantó en  los penales trampeando el resultado con la vista gorda del muy bien criticado árbitro. Ver nuestra opinión de esa fecha: “Así también ataja mi abuela Rosa”.

Así que Islas, con la mano doblada te tuviste que morfar la pepa  del Colombiano: como dice mi amigo Cachete, Jodete.  Y quedamos a “mano”.

El equipo jugó (y yugó) coordinadamente; hubo una joyita de defensa en el segundo tiempo, con el ingreso por derecha del área con pelota dominada de un atacante de Huracán, achique exacto en la bisectriz  de Monetti, y sustitución de la posición del arquero, a sus espaldas,  por dos defensores triperos: uno al primer palo y otro al centro del arco; tres en línea para evitar el gol de Huracán. Eso es Pedrito Troglio, con aroma a Timoteo.

Para el final, un grito desaforado:  ¡ Che Barsottini, “Pucho” es un apodo que te queda chico, si seguís jugando así te vamos a llamar Chimenea!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: