El equipo del Lobo y un récord horrible: a 7 fechas jugadas, está en la posición 12 en la tabla, pero está sexto en la tabla del descenso a Primera B. ¿Mantener la categoría será la nueva prioridad?.

Tras la derrota con Ríver, Gimnasia enfrenta un futuro negro futbolísticamente. El pronosticado cambio de Ingrao por un interino, los rumores de nuevos nombres para agarrar la conducción, además de un equipo que no respondió a las expectativas de nivel individual de sus futbolistas, construyen una pesadilla para lo que queda del Nacional B.

El rendimiento del equipo no da lugar para soñar.
El rendimiento del equipo no da lugar para soñar.

 

Patronato, Desamparados, Defensa y Justicia, fueron partidos que dejaban entrever este presente: Gimnasia tiene tan pocos puntos que está más cerca de descender a Primera B, que de Ascender a Primera División.   Tomando la tabla de posiciones, el Lobo está en el puesto doceavo, mientras que tomando la tabla de descenso a Primera B, Gimnasia está sexto, detrás de Guillermo Brown, Atlanta, Chacarita, Huracán e Independiente Rivadavia.

Futbolísticamente, el equipo da la sensación de ser una escuadra intrascendente que se conforma con hacer “un buen torneo”.  Y Gimnasia no necesita hacer “un buen torneo”, sino ascender, o al menos, intentarlo con todas las fuerzas.

Anuncios