“¿Porque no habilitan la otra tribuna, la de la sombra? ” Estas y otras frases bien triperas, se escuchaban en el partido contra Danubio.

Una de las sugerencias que se escuchaba era el habilitar la tribuna de la calle 60, para ver el partido sin derretirse bajo el sol, y tener mejor vista, porque el sol en los ojos…..

“Donde está el vendedor de semillitas” se escuchó decir, y no a alguien que quería comer semillitas. El Vendedor de Semillitas organizó las filas el sábado pasado, ante el caos organizativo que fue el partido con Italiano.

El semilletero (¿se dice así?) decía “vayan por esta cola que es más rapida, por la otra no”. Esta función debería haber sido de la organización, o directamente innecesaria.

Otra cuestion: Hay quien pidió que se habilite la platea para las mujeres con chicos. Esto no sabemos si se hará.

Y por último, bien vale la recaudación, pero con una tribuna vacía como lo era la de la Facultad de Medicina, pueden regalarse entradas para que el pueblo Gimnasista vaya a la cancha. El Fútbol es un acontecimiento social, el resultado y el partido es un elemento más.

Y un reclamo que hacía un señor de calva barba tipo Osvaldo Soriano: pongan más boleteros para el partido con Lanús.

Anuncios