“Un Enero sin libros”, podría ser el slogan del cierre estival del Biblioteca más importante de La Plata, y una de la principales  de Argentina.

¿En una biblioteca activa habría una fila de lectores así?
¿En una biblioteca activa habría una fila de lectores así?


Desde el 3 de Enero al 1 de Febrero
la Biblioteca ubicada en Plaza Rocha (a 11 cuadras del único Estadio de Gimnasia) cerró sus puertas a los lectores. Sin embargo, estableció el ya histórico sistema de préstamos de verano, por el cual un lector puede solicitar un libro en Diciembre y devolverlo (o renovarlo) en Febrero.

La Biblioteca de la Universidad Nacional de La Plata posee un software de gestión para el préstamo de libros. Este indicador de calidad se viene abajo cuando se toma conciencia que el servicio a la comunidad platense (y nacional) se interrumpe durante un mes al año por completo.

Una pena, tener una Biblioteca tan importante y que cierre las puertas. Nos vamos a la de mi barrio, que no cierra.

Anuncios